Su coche siempre a punto

Home » Particulares » Su coche siempre a punto

reviscoche

Revise regularmente los siguientes elementos y su vehículo se lo agradecerá, pero recuerde que lo más importante para tener el vehículo a punto en cualquier momento dejando las revisiones programadas en manos de un especialista, además de realizarlas cuando indica el fabricante.

1. Correa de distribución

Siga los consejos del fabricante del vehículo en cuanto a periodicidad de revisión y cambio. Su rotura puede ocasionar una grave y cara avería y la inmovilización del vehículo.

2. Iluminación

Aunque ya no es obligatorio llevar lámparas de repuesto en el vehículo, sí que lo es mantener el sistema de iluminación y señalización en condiciones óptimas. Compruebe de manera regular el buen funcionamiento de todas las luces y mantenga la superficie exterior de los sistemas libre de barro y suciedad.

3. Neumáticos

Al ser el nexo de unión entre el vehículo y la carretera, su papel en la seguridad es primordial. Muchos factores influyen en su vida útil por lo que es muy difícil determinar un número estimado de kilómetros.

Además de mantener correctamente los índices de presión aconsejados por el fabricante y revisarlo de forma regular, debemos estar pendientes de la aparición de vibraciones y ruidos, de desgastes irregulares o de cualquier comportamiento extraño detectado en una frenada. Los neumáticos además pueden “avisarnos” de averías en otros sistemas, como amortiguación o dirección.

Se aconseja acudir a un especialista al menos una vez año siempre que los neumáticos lleven instalados más de cuatro años, cuando el kilometraje anual no supere los 14.000 kilómetros y antes si se hacen más kilómetros.

4. Lubricantes

El período de vida útil de los lubricantes se ha elevado mucho en los vehículos modernos. La media de cambio hoy está por encima de los 30.000 kilómetros para los nuevos modelos… aunque dilatar más de 15.000 kilómetros el cambio de lubricantes hace que el motor sufra en exceso.

Compruebe el nivel de aceite cada 1.500 kilómetros y utiliza únicamente el tipo de lubricante recomendado por el fabricante del vehículo (en cuanto a densidad y tipo de aceite).

5. Frenos

El desgaste de los componentes del sistema de frenos depende mucho de las características de la conducción y también del medio habitual por el que se circule. Al ser un sistema vital para la seguridad es muy importante que sea revisado por un especialista al menos una vez al año.

6. Escobillas limpiaparabrisas

Si las escobillas no barren bien la visibilidad del conductor se verá afectada. Si las escobillas dejan zonas por barrer, originan extraños empañados, hacen ruido o saltos, ha llegado el momento de su reposición. Se aconseja su cambio después del verano. No hay nada peor para sus componentes que las prolongadas jornadas de sol y las altas temperaturas.

7. Amortiguadores

Los amortiguadores se consideran uno de los tres componentes esenciales del llamado “triángulo de la seguridad”, junto a los neumáticos y los frenos.

Su desgaste no es muy perceptible para el conductor, por lo que se aconseja realizar revisiones periódicas cada 20.000 kilómetros.

8. Sistema de escape y catalizadores

No se puede evitar su deterioro sobre todo cuando se circula mucho por ciudades o sobre firmes irregulares. Conviene revisarlos a partir de los 60.000 kilómetros y en cada revisión programada (sujeciones, estanqueidad del sistema, posibles fugas, poros o roturas,…)

9. Filtros

Se deben respetar las especificaciones del fabricante en cuanto a periodicidad de los cambios y revisiones. Se montan de varios tipos:

  • ACEITE: dado que los períodos de reposición de los aceites se han dilatado mucho resulta imprescindible reponer este elemento cada vez que se cambia el lubricante.
  • AIRE: hace que el consumo de combustible y las emisiones contaminantes se mantengan en los límites establecidos. Es importante que el filtro se revise siempre en las operaciones de mantenimiento del vehículo. El final de su vida depende mucho de los lugares por los que se circula.
  • COMBUSTIBLE: deben revisarse siempre que el vehículo entre al taller para su mantenimiento y cambiarse según lo indique el fabricante.
  • FILTROS DE HABITÁCULO: garantiza la salud de los ocupantes del vehículo evitando que las partículas de polvo y los granos de polen que están en suspensión en el ambiente entren en el habitáculo. Se recomienda su cambio cada 15.000Km

10. Medio ambiente

Algunas de las piezas que se reponen en los vehículos tienen consideración de residuos peligrosos y resultan muy contaminantes (además de ser considerado un delito). Los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos cumplen una normativa estricta para la correcta recuperación y reciclaje de los residuos. Si cambias tú algún componente, acude al punto limpio más cercano. Y si vas a deshacerte de tu coche, hazlo de forma responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

http://www.indianainvestmentwatch.com/ same day loans
Free apk download Free pdf download Free apk download Free pdf download